¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar

Tema 8: Conducción en circunstancias especiales

En esta unidad aprenderemos:
En este tema trataremos aquellas circunstancias adversas de clima o iluminación que pueden obstaculizar de forma negativa la buena conducción de un vehículo. Estableceremos las reglas básicas para la conducción con lluvia, especialmente cuando existe aquaplanning, nieve, niebla o fuertes vientos y también vías iluminadas de forma deficiente como pueden ser los túneles.

Abrir Índice


8.1 La oscuridad


La capacidad de deducir distancias depende de que veamos colores y contornos de colores claros.


Distancias de verificación con distintos tipos de ropa


Luces bajas
  • Ropas oscuras: 25 metros
  • Ropas claras: 60 metros
  • Ropas reflectantes: 125 metros


Luces altas
  • Ropas oscuras: 150 metros
  • Ropas claras: 300 metros
  • Ropas reflectantes: 450 metros



8.2 ¿Cuando se deben encender las luces del vehículo?

Para poder ver y ser visto, desde 30 minutos después de la puesta de sol y hasta 30 minutos antes de su salida, y cuando las condiciones de visibilidad lo hagan necesario.


En zonas urbanas las luces obligatorias son las bajas.

En zonas rurales o caminos las luces obligatorias son las altas (recuerde bajar las luces cuando se encuentre con otro vehículo de frente).

Importante, no baje las luces cuando se encuentre con peatones.

En vías interurbanas, siempre deberá llevar las luces encendidas.

Cuando lo adelantan, proporcione a quien le adelanta conduciendo con luces altas hasta que lo adelanten por completo.

Las luces altas de su vehículo deben alumbrar la vía a ambos durante el adelantamiento.

Recuerde no cambiar el color de las luces delanteras, estas deben ser solo Blancas o Amarillas.

Es importante saber que cuando llevamos carga siempre debe ser instalada de forma equilibrada en el vehículo, si lleva carga pesada en la parte posterior, puede variar la proyección de las luces, el volante tiende a ponerse más liviano.

Cuando estacione en una vía pública sin alumbrado, encienda las luces de estacionamiento. Para facilitar ser visto por los demás, puede encender también la iluminación interna. Estacione siempre al lado derecho en el sentido del tránsito. Si su vehículo ha sufrido alguna falla, es importante que instale con anticipación el triángulo para casos de emergencia. Si su sistema eléctrico funciona, encienda también las luces intermitentes.

Si cambia a luces bajas por un momento en las curvas y cambios de rasante, podrá descubrir peatones u otros obstáculos al resplandor de las luces de los vehículos que vienen en sentido contrario.


Las luces de otros vehículos

Al conducir en la oscuridad es importante que usted sepa reconocer, a través de las luces, los distintos tipos de vehículos con los que se puede encontrar.

Vehículos motorizados de cuatro o más ruedas
• Parte delantera: dos focos que proyectan luces altas y bajas, dos luces de estacionamiento y dos luces destellantes de viraje.
• Parte trasera: dos luces de estacionamiento, dos destellantes de viraje, dos de retroceso, dos luces rojas fijas, dos de freno y una que ilumina la placa patente del vehículo. Casi todos los vehículos disponen de una tercera luz de freno.

Vehículos de carga y de locomoción colectiva
• Los vehículos de carga y de locomoción colectiva llevan, además, luces amarillas frontales en ambos extremos de la parte superior de la carrocería, que indican el ancho y altura máxima.
• También deben llevar luces rojas en los extremos de su parte superior trasera.

Motocicletas y motonetas
• Parte delantera: un foco que proyecta luces altas y bajas.
• Parte trasera: luz roja fija, luz de freno y dos luces destellantes de viraje.

Triciclos y bicicletas
• Parte delantera: un foco que proyecta luz frontal.
• Parte trasera: luz roja fija.

Vehículos a tracción animal y carretones de mano
Deben llevar un farol en la parte delantera de cada uno de los costados que sobresalga de su estructura y que proyecten luz blanca hacia adelante y luz roja hacia atrás.

Tenga presente que todas las luces que los vehículos proyectan hacia adelante son blancas o amarillas, y las que proyectan hacia atrás son rojas, con excepción de las de retroceso, que son blancas, y las de viraje traseras, que pueden ser rojas o amarillas.

Conducción en la noche en zona con alumbrado público

Al conducir por una zona urbana que posea alumbrado público, usted no debe llevar encendidas sus luces altas. En estos lugares, cuente siempre con el hecho de que los peatones, ciclistas, niños u otros usuarios no siempre son lo suficientemente visibles. Además, actúan como si fuera de día creyendo que se les puede ver muy bien a la luz de las luminarias.
En estas circunstancias es necesario que usted ponga especial atención, ya que puede resultar difícil descubrir a tiempo a estos usuarios.

Con carga

Una carga pesada puede modificar la maniobrabilidad de su vehículo, por lo tanto, no espere que su funcionamiento sea igual al que está acostumbrado en condiciones normales. La aceleración será más lenta y las distancias para detenerse aumentarán. Encontrará que se ladea más en las curvas y necesitará más espacio para adelantar.

Con una carga pesada en la parte posterior de su automóvil sentirá el volante más liviano y el vehículo tenderá a girar más de lo esperado; también pueden salirse de foco los faros delanteros. Con una carga pesada en la parte delantera, tenderá a girar menos. Un portaequipajes en el techo, o un pequeño remolque, le permitirá una distribución más uniforme de la carga.

Al poner carga en el interior de su vehículo no obstruya la visión de las esquinas traseras ni el campo visual del espejo retrovisor. Nunca lleve objetos duros, con puntas o pesados en el estante de atrás, ya que con un pequeño choque o una frenada brusca pueden transformarse en verdaderos proyectiles.

Al llevar carga extra, la presión y tamaño adecuado de los neumáticos es muy importante. Para su seguridad, es probable que los neumáticos necesiten más aire o quizás que sean de mayor tamaño. Consulte para ello el manual del vehículo o a quien se lo vendió.

• Controle las sujeciones de la parrilla.
Procure que la carga no pueda desplazarse al frenar, al girar o acelerar, sujetándola firmemente. Si cubre la carga con una lona, considere el efecto del viento producido por la velocidad.
No sobrecargue la parrilla. Tenga en consideración la estabilidad del vehículo y la resistencia del techo.

8.3 Conducción con remolque.


Conducción con remolque de tipo liviano por parte de otro vehículo


La licencia de conducir clase B permite conducir su automóvil con un remolque liviano, cuyo peso no exceda la tara de unidad motriz, y siempre que el peso total no supere los 3.500 kilogramos.

Recuerde que al conducir remolques debe instalar espejos adicionales.

Es importante que cuando conduzca remolques con capacidad de carga superior a 750 kilogramos, éstos deben llevar frenos de inercia. Estos frenos funcionan con el mismo peso del remolque y además deberán llevar un freno de emergencia en el caso que el remolque se desprenda del vehículo.

Es importante revisar el enganche del remolque antes de ocuparlo.

Recuerde siempre que si el remolque comienza a zigzaguear, no debe acelerar hasta que recupere la estabilidad.

Antes de comenzar a conducir, controle:

• Que la carga en el remolque esté bien distribuida y que la presión sobre la esfera sea correcta.

• Que el remolque vaya bien enganchado.

• Que las conexiones de luces (y frenos eléctricos) estén bien enchufadas.

• Que todas las luces funcionen y estén limpias.

• Que el freno de estacionamiento del remolque esté suelto.

• Que las patas y la rueda de apoyo estén sujetas y atornilladas.

• Que los espejos retrovisores del automóvil estén bien ajustados.

• Que el sistema de frenos funcione.




8.4 Conducción en autopistas


Manejar un vehículo por autopista normas básicas

En autopistas

En las autopistas y autovías los vehículos circulan a velocidades más altas que en otras vías. Por lo tanto, también se tiene que pensar más rápido. Especialmente importante es que usted utilice sus espejos permanentemente y que esté más alerta a las condiciones de la vía que en otras calles o caminos.

Cuando vaya a circular por una autopista, asegúrese de que su vehículo pueda desarrollar una velocidad adecuada, que tenga la presión correcta en los neumáticos y suficiente combustible, aceite y agua, para poder llegar a lo menos hasta la próxima estación de servicio. Verifique que los parabrisas, espejos, luces y focos estén limpios.

Planifique su viaje. Sepa dónde va a entrar a la autopista y dónde la va a abandonar.

En ningún caso utilice la autopista si su vehículo no puede alcanzar altas velocidades

Al tomar la autopista

Para ingresar a las autopistas existe una pista especial, llamada pista de aceleración. Usted debe permanecer en esta pista mientras adapta su velocidad al flujo de la autopista y hasta que se produzca una brecha entre vehículos que le permita incorporarse a ellos con seguridad. Los que circulan por la autopista tienen la prioridad. En caso de no encontrar una brecha segura, deténgase hasta que ésta se produzca.

Use sus espejos y para asegurarse corrobore volteando su cabeza antes de abandonar la pista de aceleración.

Una vez que haya abandonado la pista de aceleración permanezca en la pista de la derecha el tiempo necesario para acostumbrarse a la velocidad del resto, antes de sobrepasar.

En algunas autopistas, el peaje por utilizarlas no se paga de la manera convencional, sino que existe un sistema de cobro electrónico. Así, la cuenta le llegará a su domicilio. Usted no debe ingresar a una autopista en la que opere dicho sistema de peajes si su vehículo no cuenta con el dispositivo especial –televía– o con otro sistema complementario vigente.

Para ingresar a las autopistas existe una pista especial, llamada pista de aceleración.

La regla de los tres segundos es imprescindible cuando se conduce a velocidades altas.

Cuando conduzca por una autopista trate de ayudar a los vehículos que van a entrar.

No se detenga en una autopista, a menos que:

  • Se produzca una emergencia.
  • Se lo solicite un Carabinero.

La distancia de 300 metros, 200 m y 100 m al inicio de una pista de desaceleración para abandonar una autopista se informa con señales especiales de color azul.

NO OLVIDE

Espejos - señalización - maniobra. Tenga especial cuidado durante la noche y cuando haya escasa visibilidad, ya que en tales circunstancias es más difícil apreciar velocidades y distancias.

• En autopistas y carreteras debe circular por la pista de la derecha cuando su velocidad sea inferior a la máxima permitida.

Debe circular por la pista de la derecha a menos que vaya a sobrepasar a otro vehículo.

• Debe sobrepasar a otros vehículos sólo por la izquierda.

• Si sobrepasa a un motociclista debe dejar una distancia lateral de seguridad.

• No debe utilizar la berma para circular.

• Las señales de tránsito están para protegerle. Respételas, haga lo que éstas le indiquen y conduzca con cuidado cuando le adviertan un peligro.

Cómo salir de la autopista

A menos que las señales le indiquen que una pista lo lleva directamente fuera de la autopista, usted deberá abandonar la autopista por una vía lateral a la derecha. Mire las señales que le informan acerca de su salida y ubíquese con anticipación en la pista del lado derecho. Señalice a la derecha y disminuya su velocidad cuando sea necesario.

La pista de desaceleración para salir de la autopista se distingue por líneas segmentadas más anchas que lo normal.

Al salir de la autopista su velocidad puede ser mayor de lo que usted cree. Así, 80 km/h pueden parecerle como si fuera a 50 km/h. Por eso es importante que controle su velocidad mirando el velocímetro.




Conducción en túneles

La construcción de autopistas urbanas ha significado también que hoy en día sea cada vez más frecuente la circulación por túneles muy extensos. Un correcto comportamiento en ellos supone adoptar adicionalmente algunas precauciones extras.

• Cuando deba circular por un túnel, asegúrese de tener combustible suficiente para no correr el riesgo de quedar con su vehículo detenido en su interior.

• Si no va con luces encendidas, préndalas al ingresar al túnel, aun cuando éste posea buena iluminación. Hágalo con anticipación, para evitar que quienes vienen detrás suyo confundan sus luces traseras con las de freno.

• Quítese las gafas si las lleva puestas.

• Cierre sus ventanas y ponga en funcionamiento el sistema de ventilación.

• Esté atento a las señales de mensaje variable que existan.

• Tenga cuidado con la presencia de charcos causados por goteo o agua que se filtra.

• Si se produce un “taco” encienda sus luces de emergencia inmediatamente y mantenga una distancia de seguridad con el vehículo de adelante, aunque circule despacio o esté parado. Apague el motor de su vehículo si el tránsito se ha detenido.

Si su vehículo sufre un desperfecto:

• Encienda sus luces de emergencia.

• Si no puede mover su vehículo, permanezca en él junto a sus demás ocupantes, con sus cinturones de seguridad puestos, y espere por asistencia.

• Si puede mover su vehículo sáquelo del túnel, o bien, acérquese lo más posible a la derecha e idealmente a un lugar especialmente habilitado para emergencias.

• Apague el motor y espere por ayuda.

• Si requiere pedir asistencia hágalo exclusivamente desde un teléfono SOS, ya que los celulares no indican desde donde se está efectuando la llamada.

• Siga las instrucciones del personal del túnel.

En caso de incendio de su vehículo:

• Si es posible, salga del túnel. Si no puede, desplácese hacia la derecha y apague el motor.

• Abandone el vehículo inmediatamente.

• Utilice el extintor propio o uno que esté disponible en el túnel.

• Si no puede extinguir el fuego, solicite ayuda desde un teléfono de emergencia.


8.5 Conducción en condiciones climáticas adversas

8.5.1 La Lluvia

Manejar auto bajo las primeras gotas de lluvia e hidroplaning


Reduzca la velocidad cuando comience a llover, estas primeras gotas son las más peligrosas, puesto que se mezclan con el polvo y aceite que pudiera haber en la carretera.

Recuerde tener los neumáticos en buenas condiciones para que estos puedan tener una buena adherencia.

Para secar los frenos cuando existe mucha lluvia, se realizará de manera progresiva y bombeando el pedal de freno.

Es importante aumentar la distancia con respecto a los demás vehículos al DOBLE.

“Aquaplaning” o “hidroplaning”: Es cuando el vehículo pasa por un charco y este pasa por sobre el agua, sin tocar la calzada. Este fenómeno solo se evita conduciendo a baja velocidad.

Medidas que debe adoptar para mejorar la adherencia y prevenir deslizamientos:

Compruebe con frecuencia durante la marcha si los frenos responden, porque al mojarse pierden eficacia y hay que “secarlos”. Para ello, sin ánimo de frenar, pise ligera y suavemente y en forma repetida, el pedal de freno (efecto bombeo).

Frene con suavidad, progresivamente y a pedaladas cortas, no de manera brusca, porque ello puede provocar el bloqueo de las ruedas y el vehículo se deslizaría sobre ellas como si fueran patines. (Este efecto no se produce cuando el vehículo cuenta con frenos ABS).

Aumente su distancia al vehículo que va adelante, para disponer, en caso de emergencia, de mayor espacio para detenerse. Su distancia de frenado será a lo menos el doble a la que sería en condiciones normales.

Reduzca la velocidad; esta recomendación es especialmente importante cuando se aproxime a una curva, a tramos con capas de agua, charcos u hojas caídas, para paliar la disminución de adherencia de los neumáticos.



8.5.2 La Nieve

Circular bajo los primeros copos de nieve mezclados con polvo y aceite


Los primeros copos de nieve son los más peligrosos al mezclarse con el polvo y el aceite.

Es importante manejar en cámara lenta.

Utilice marcha más alta, puesto que así no aumentará la velocidad de las ruedas motrices y se reducirá el riesgo de que patinen. Evite los cambios de marcha y cuando entre a una curva evite pisar el freno.

Aunque sea de noche, no conviene encender las luces altas porque al no atravesar la luz la cortina de copos de nieve, se vuelve contra el conductor y éste puede ser deslumbrado.

Use también las luces antiniebla cuando conduzca con nieve.

Medidas que debe adoptar para mejorar la adherencia y prevenir deslizamientos:

• Como norma general, cuando haya nieve conduzca lentamente y en forma suave, como “en cámara lenta”, sin movimientos bruscos de la dirección, ni cambios de marcha repentinos.

• Los frenos, acelerador, embrague, palanca de cambios y dirección deben usarse con extrema delicadeza y suavidad.

• Compruebe con frecuencia la eficacia de los frenos.

• Aumente la distancia de seguridad respecto del vehículo que va adelante; en un pavimento resbaladizo su distancia de detención es mucho mayor que en condiciones normales.

• Utilice cadenas, al menos, en las ruedas motrices.

• A veces, parte de la nieve que expulsan hacia atrás los neumáticos se aloja en los tapabarros; retírela las veces que sea necesario.

• Siga las huellas dejadas por los otros vehículos, con cuidado de no dañar las partes bajas del suyo con los montículos centrales.

• Procure no adelantar.

• Suba las pendientes lentamente y a velocidad sostenida, porque al tratar de recuperar la velocidad perdida puede provocar el patinazo de las ruedas motrices, y si el vehículo se detiene le será muy difícil reanudar la marcha.

• Use la marcha más alta que razonablemente sea posible emplear, ya que así conseguirá el mínimo incremento de velocidad de las ruedas motrices y se reducirá el riesgo de que patinen. Evite los cambios de marcha.

• Descienda las pendientes lentamente, a velocidad muy moderada y en una marcha baja. Frene con el motor y usando los frenos lo imprescindible, con mucha suavidad y anticipación, para evitar los patinazos.

• Al entrar a una curva, hágalo a una velocidad tal que no sea necesario usar los frenos en todo el desarrollo de ella, pues las ruedas delanteras tienen muchas más probabilidades de bloquearse si se frena mientras se gira la dirección.

Al atardecer, cuando el sol y la temperatura bajan, la nieve sobre la ruta comienza a congelarse rápidamente formando una película de escarcha muy peligrosa. Si se hizo tarde para el regreso, hay que extremar las precauciones y prestar suma atención al cambio de brillo de la nieve acumulada: donde hay más brillo está más dura y es posible que haya hielo.

Medidas que debe adoptar para mejorar la visibilidad:

Al depositarse nieve en el parabrisas, luneta trasera y vidrios, su visual sobre la vía y entorno se verá disminuida. A la vez, usted será menos visible para los otros conductores. Para compensar la menor visibilidad:

• Accione los limpiaparabrisas y, si el vehículo posee, también el limpia luneta trasera.

• Accione el lavaparabrisas cuantas veces sea necesario para ayudar a que la nieve se derrita. Sin embargo, si la temperatura es bajo cero el agua lanzada sobre el parabrisas puede helarse formado una capa de hielo sobre el cristal y los efectos que se producirían serían contrarios a los perseguidos. Por ello, es indispensable agregar anticongelante al líquido lavador.

• Como los limpiaparabrisas no alcanzan a barrer toda la superficie del parabrisas, deténgase cuantas veces sea necesario para retirar la nieve del parabrisas, ventanas y luces.

• Aunque sea de noche, no conviene encender las luces altas porque al no atravesar la luz la cortina de copos de nieve, se vuelve contra el conductor y éste puede ser deslumbrado.

• Si está nevando y su vehículo cuenta con focos neblineros, enciéndalos.

En ocasiones, después de una nevada sale el sol y la fuerte luz de los rayos solares sobre la nieve, molesta y daña la vista. Para evitarlo, protéjase utilizando anteojos de cristal ahumado que impiden la penetración directa de la intensa luminosidad en los ojos.


8.5.3 El Hielo


Peligro de deslizamiento en el manejo de vías heladas


El hielo reduce o incluso elimina la adherencia de la carretera, existiendo grave peligro de deslizamiento.

¿Cuándo y dónde es más probable que una calzada esté resbaladiza?

• En los días fríos y húmedos, las sombras que proyectan los árboles sobre el camino pueden esconder de la vista las partes heladas de la calzada. Las partes que reciben sombra son las primeras en congelarse y las últimas en descongelarse y secarse.

• Los puentes también pueden disimular partes heladas. Sus superficies tienden a congelarse mucho antes que el resto del camino.

Si nota que la dirección del vehículo está excesivamente ligera, como si flotara, ello es un indicio que debe tener en cuenta.

También usted puede verificar que la calzada está con hielo, sin arriesgarse, frenando en forma suave mientras conduce lentamente.

Medidas que debe adoptar para mejorar la adherencia y prevenir deslizamientos:

Lo expuesto anteriormente para el caso de la nieve es igualmente aplicable a cuando debe conducir con hielo en la calzada.

Hay que resaltar que cuando la calzada está helada, la distancia de frenado puede aumentar hasta 10 veces por encima de lo normal, por lo que se impone circular a una mayor distancia del vehículo que va adelante y reducir la velocidad, evitando frenar y acelerar.

Como norma general, tenga en cuenta que no existe ningún elemento que permita conducir sobre hielo o nieve en condiciones de seguridad ni siquiera aproximadas a las que se dan al conducir sobre un pavimento seco y limpio. No obstante, la adherencia se puede mejorar con neumáticos especiales, o bien, circulando con cadenas.


8.5.4 La Niebla


Utilizar luces bajas al manejar un auto por una vía con niebla o neblina


La Niebla La niebla reduce la visibilidad. Cuando es muy espesa, prácticamente la elimina. Además, reduce la adherencia de los neumáticos al mojarse el pavimento y, por consiguiente, existe peligro de deslizamiento igual que cuando comienza a llover.

La niebla requiere calma y que usted no se empeñe en ver más de lo que realmente puede ver.

Medidas que debe adoptar para mejorar la visibilidad y adherencia:

Lo expuesto anteriormente al referirnos a la lluvia y la nieve, puede ser también aplicado a los casos de niebla. Además, se debe recalcar que si es importante ver, también lo es el que sea oportunamente visto por los demás conductores.

• Mantenga encendidas sus luces bajas. Éstas, al proyectarse directamente hacia el suelo se ven más y mejor.

• No conviene utilizar luces altas, porque, al proyectarse paralelas sobre la calzada, las diminutas gotas de agua y partículas en suspensión no se dejan penetrar y reflejan la luz como un espejo.

• Si su vehículo cuenta con focos neblineros delanteros, enciéndalos, simultáneamente con las luces bajas.

• Las luces de niebla traseras son de gran importancia para ser visto por quienes circulan atrás, pero úselas sólo cuando la niebla es espesa, ya que podría deslumbrar.

• Aumente su distancia de seguridad en relación al vehículo de adelante. Así tendrá más espacio para reaccionar ante cualquier frenada, reducción de velocidad o maniobra de quien va adelante.

• Reduzca su velocidad, no sólo para mejorar la adherencia y prevenir los deslizamientos, sino que especialmente para poder detener el vehículo dentro de la zona que alcanza a ver hacia delante.

• No adelante a otros vehículos si la visibilidad es tan reducida que le impide una buena observación hacia delante.

• Ponga especial atención a las demarcaciones. Las líneas longitudinales, centrales o de borde de calzada, le serán de ayuda en la trayectoria a seguir.

Si es peligrosa la circulación con niebla, también lo son las detenciones y paradas en la calzada, porque la falta de visibilidad puede provocar accidentes.

8.5.5 El Viento


Conducir con ráfagas de viento laterales peligro en caminos de montaña


El viento fuerte, principalmente cuando en caminos de montaña sopla de lado, es otro riesgo para la conducción, ya que puede provocar la salida del camino o volcamiento del vehículo.

Medidas que debe adoptar:

Reducir la velocidad. A mayor fuerza del viento, más baja debe ser la marcha. Así el peso del vehículo ayuda a que se afirme mejor.

Corregir las desviaciones para corregir la trayectoria. Para ello, sujete el volante con firmeza y gírelo contra el viento.

Las ráfagas agravan el problema: Conduzca con máxima precaución y esté muy atento para evitar posibles desvíos.

Temario explicado por el profe David



Test de la unidad (Premium)