Estas en la web de Practicatest Chile. Ir a Practicatest España Ir a Practicatest Costa Rica Cerrar

Tipos de faltas y multas de tránsito y sus valores

Puntuación 4.4/5 (616 votos)
Actualizado el 16-12-2019

Existen diferentes tipos de partes de tránsito y cada uno de ellos acarrea una sanción. También serán distintas en el caso de ser reincidente o por ejemplo manejar bajo los efectos de alcohol y drogas.

Abrir Índice

Cómo pagar las faltas o multas de tránsito


La ley del tránsito entrega todas las reglas que los conductores deben seguir en las calles y carreteras de Chile, las que en caso de incumplirse pueden llevar a sanciones que van desde multas en dinero a incluso la pérdida de licencia de conducir. 

Las infracciones de tránsito en Chile se clasifican en cuatro grupos según su severidad: Leves, menos graves, graves y gravísimas. El castigo a recibir depende tanto del tipo de falta como también si el conductor de reincidente. 

La ley establece que la multa por las infracciones de tránsito se fijan en Unidades Tributarias Mensuales, más conocidas como UTM. La gran mayoría de las municipalidades ofrece un descuento si es que el ofensor cancela la multa antes de cierto plazo, aunque también está el derecho a defenderse delante de un juez en caso de considerar que no se es culpable. 

Las multas de tránsito se pagan en la comuna donde ocurrió la infracción, ya sea presencialmente o a través de Internet. El ignorarlas puede hacer que se sumen intereses y te veas imposibilitado de renovar el permiso de circulación al año siguiente. Consulta cómo pagar una multa de tránsito en cualquier municipalidad.


Tipos de multas de tránsito en Chile y sus castigos 

No es lo mismo estacionar en un lugar prohibido que no respetar un semáforo rojo o conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas. Por eso la Ley de Tránsito clasifica las infracciones y, en base a su tipo quien las cometió recibe un castigo. 

A continuación, te contamos cómo la ley califica a las faltas de tránsito más comunes en los cuatro grupos existentes y, cuál es la pena que reciben quienes sean culpables de estas: 

 

Multas Gravísimas 

Las faltas gravísimas son, tal como explica su nombre, las más serias y que por lo tanto tienen un castigo severo.  

La sanción por cometer una infracción gravísima va entre las 1,5 a 3 UTM y, si es reincidente o el daño causado por la falta es grave, el juez puede optar por suspender la licencia de conducir del acusado por un tiempo determinado e incluso de manera permanente. 

Las faltas gravísimas son: 

  • Conducir a exceso de velocidad a más de 20 kilómetros por hora sobre la velocidad máxima de circulación 
  • Conducir bajos los efectos del alcohol o drogas 
  • No respetar un semáforo en rojo 
  • No respetar un disco pare 
  • Conducir sin ninguna licencia de conducción 
  • Llevar a niños menores de 9 años sin un sistema de retención infantil como silla o alzador 
  • Llevar a un niño de menos de 13 años en el asiento del copiloto 


Multas Graves 

Las faltas graves son las segundas en severidad detrás de las gravísimas y, las multas por cometerlas van desde 1 a 1,5 UTM. Si se cometen dos infracciones graves en menos de 12 meses, corresponde la suspensión de la licencia de conducir por un periodo a determinar por el juez. 


Las faltas graves más comunes son: 

  • Conducir a exceso de velocidad entre 11 y 20 kilómetros por hora por sobre la velocidad máxima de circulación. 
  • No llevar puesto el cinturón de seguridad. Esto corre tanto para el conductor como también para el copiloto y los pasajeros de atrás en caso de vehículos fabricados después del año 2002. 
  • Conducir contra el sentido del tránsito. 
  • Conducir con una licencia diferente a la que ese vehículo require. 
  • No respetar la preferencia de los peatones o de otro vehículo. 
  • Adelantar por la berma. 
  • Conducir utilizando un teléfono móvil, a menos que lo haga a través de un sistema de manos libres. 
  • No obedecer una indicación de carabineros. 
  • Conducir un vehículo con las luces apagadas en los horarios en que deberían estar encendidas. 
  • Conducir cuando la persona se encuentra en mal estado físico o psíquico.  
  • Conducir un vehículo con neumáticos en condiciones deficientes. 
  • Infracción, no importa su tipo, que cause un accidente con heridos o daños leves. 
  • Conducir un vehículo sin revisión técnica o emisión de contaminantes vigente. 
  • Conducir un vehículo sin SOAP o Permiso de Circulación. 
  • No detener el vehículo antes de cruzar la línea del tren. 
  • No respetar las vías exclusivas para la locomoción pública. 
  • Adelantar a un vehículo en curvas, túneles, puentes, pasos sobre y bajo nivel, paso ferroviario o, a menos de 200 metros de un cruce de peatones. 
  • Estar al volante de un vehículo que circula sin su placa patente reglamentaria. 
  • Entregar el control del vehículo a una persona sin documentos o que no se encuentra física o psíquicamente en condiciones de manejar. 

 

Multas Menos Graves 

Las faltas menos graves son las que la mayoría de las personas suele cometer a diario incluso sin darse cuenta. La multa por este tipo de infracciones va entre las 0,5 UTM y 1 UTM. 

Las faltas menos graves más comunes son: 

  • Conducir a exceso de velocidad entre 1 y10 kilómetros por hora por sobre la velocidad máxima de circulación 
  • Estacionar en un lugar no permitido 
  • No respetar la preferencia de vehículos de emergencia 
  • Conducir marcha atrás salvo unas pocas excepciones 
  • No señalizar antes de realizar un viraje 
  • Conducir un vehículo con exceso de carga o más pasajeros que para los que está diseñado 
  • El vehículo carece de limpiaparabrisas o de uno de los espejos reglamentarios 
  • Hacer un viraje en u donde la señalización lo prohíba, a menos de 200 metros de una curva, pendientes, puentes, líneas ferroviarias o túneles 
  • Utilizar las luces del vehículo de forma errónea 
  • Conducir un vehículo cuyo tubo de escape esté defectuoso o este carezca de silenciador 
  • Estacionar sobre la vereda, bandejón central o zona donde claramente se prohíbe hacerlo 


Multas Leves 

Las faltas consideradas con leves, son todas aquellas que no caen dentro de las otras calificaciones ya que son pequeñas, pero de todos modos contravienen algún artículo de la ley del tránsito. 

En el caso de estas infracciones de tipo leve, las multas van desde los 0,2 a los 0,5 UTM


Multas en UTM por faltas de tránsito en Chile

¿Se puede rebajar una multa de tránsito?

Si te sacaron un parte, tienes tres opciones: Pagarlo de inmediato y acceder a los descuentos, pagarlo en la fecha límite que indica o, apelar ante del Juez de Policia Local con la intención de conseguir una rebaja o incluso eliminarlo. 

Para rebajar una multa de tránsito, ya sea empadronada o cursada por carabineros, debes acercarte al juzgado de policía local que se indica en el parte el día y hora señalada y, exponer ante el juez tus argumentos por los que consideras que la multa debería ser menor o incluso nunca debió ser cursada. 

El juez escuchará los argumentos y revisará las pruebas si es que las hay y, en base a ello decidirá qué hacer. Las posibilidades de una rebaja en una multa leve o menos grave son mayores que en las graves o gravísimas. 

En el caso de las empadronadas, estás pueden impugnarse si es que la foto muestra parcialmente el vehículo o la patente no se puede ver bien, sumando el argumento de que la persona y el vehículo no estuvieron allí en el momento que la carta que acompaña el parte indica. 


Infractores reincidentes

La ley establece mayores penas para aquellos que son reincidentes tanto en faltas tanto graves como gravísimas, con penas que van desde la suspensión temporal de la licencia de conducir a el perder a perpetuidad el privilegio de operar cualquier tipo de vehículo. 

Si una persona comete dos faltas graves en un periodo de 12 meses, corresponde una suspensión de licencia de conducir por un periodo que puede ir desde un par de meses a dos años. 

En caso de que cometa dos faltas gravísimas también en un período de 12 meses, se añade más tiempo a su suspensión o, si ya la terminó, se le aplica otra. 

 Si se trata de infracciones donde personas terminaron heridas o fallecidas y hubo consumo de alcohol, el individuo puede perder su licencia de conducir para siempre, las probabilidades son mayores si se trata de una reincidencia, no importa si ocurrió en un periodo más extenso que los 12 meses antes señalados. 

En caso de que Carabineros sorprenda a una persona con licencia suspendida conduciendo, esta podría ser condenada a una pena de prisión en su grado mínimo, además de una multa de 10 UTM, alrededor de $490.450 pesos.  


Partes de cortesía

Que te saquen un parte nunca es bueno, ya que como mínimo te costará un mal rato y un dolor a tu bolsillo, pero en caso de leyes nuevas o cambios a las ya existentes, muchas veces carabineros o inspectores municipales cursa las llamadas multas de cortesía. 

Las multas de cortesía se utilizan principalmente para educar a los conductores sobre cambios o nuevas disposiciones, siendo una especie de marcha blanca. El recibir uno de los estos partes no supone multas en dinero ni tener que acudir al juzgado de policía local. 


¿Qué es un parte empadronado? 

Llegar a tu automóvil y darte cuenta que hay una multa por mal estacionado en el parabrisas o, recibir en casa una carta certificada que muestra cómo tu vehículo sobrepasó la velocidad máxima o circuló por vías exclusivas. 

Este tipo de partes, que se sacan sin que el conductor esté presente, se conocen como partes empadronados. Si recibiste uno, hay un descuento si lo pagas rápidamente ya sea de manera presencial o a través de la web. 

Si es que ignoras los partes empadronados o simplemente no te haces cargo de las infracciones del tránsito que cometes, la patente de tu vehículo aparecerá en el registro de multas impagas, lo que te impedirá sacar el Permiso de Circulación, debiendo pagarlas de inmediato e incluso con intereses. 

Si es que no sabes si es que tienes multas empadronadas sin sacar o, vas a comprar un vehículo usado, el cual puede tener multas no pagas asociadas a su patente, puedes revisar si es que estas existen en la siguiente página web

El desconocimiento sobre las leyes del tránsito no es defensa ante una infracción, por lo que el estudiarlas podría ahorrarte el dinero de las multas.