¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar

¿Qué es el impuesto al diésel y cómo me afecta?

Puntuación 4.6/5 (24 votos)
Actualizado el 03-07-2020

Los vehículos que utilizan diésel pagan menos impuestos que los de bencina, es por ello que se creó un impuesto específico para el diésel al contaminar más este tipo de vehículos. Conoce cuánto deberás pagar y si existen excepciones para no abonarlo.

Abrir Índice

Impuestos para vehículos diésel y gasolina dependiendo de su combustible en Chile.


El precio de los combustibles en Chile es uno de los más altos de Latinoamérica, y ello se debe no solo a su costo de mercado, sino que también a los impuestos específicos que se les aplican, lo que hace aún más caro el poder tener y mantener un auto.

No todos los combustibles tienen el mismo gravamen, ya que el diésel tiene una tasa impositiva menor a la de la bencina, lo que hace que estos vehículos sean más atractivos para quienes le dan un uso intensivo.


¿Qué es el impuesto al diésel?

En nuestro país, los combustibles están sujetos a dos tipos de gravámenes: El IVA, que corresponde al 19%, y el impuesto específico. Este último es diferente según el tipo de combustible.

El impuesto específico a los combustibles diésel corresponde a 1,5 UTM por metro cubico de diésel, mientras que el caso de la gasolina, este gravamen es 6 UTM por metro cubico, una diferencia notable.

Si bien los vehículos diésel son más caros que aquellos que utilizan gasolina, sus costos en combustible los hacen atractivos, ya que el ahorro en impuestos es bastante alto, sobre todo considerando que se suele tratar de camionetas y camiones a los que se les da un uso intensivo.

Este impuesto específico más bajo no está exento de polémicas. Los vehículos a diésel contaminan más que el resto, por lo que existen iniciativas para terminar con las ventajas impositivas de las que gozan, estimulando así a que la gente prefiera autos más amigables con el medio ambiente.


¿Por qué el diésel paga menos impuestos que la gasolina común?

El impuesto específico a los combustibles a diésel es cuatro veces menor al que se aplica a la gasolina común, y esto tiene una razón clara.

Al ser vehículos que se utilizan en labores de transporte de personas o carga, se evita que ese mayor costo en combustible se traspase a los precios finales que los consumidores pagan por bienes esenciales, o en los pasajes de transportes remunerado de pasajeros.


Vehículos a diésel de uso laboral ¿Existen excepciones de impuestos?

Las camionetas, camiones, buses y otros vehículos que se utilizan para transporte de personas, carga u otras tareas propias de la ocupación de su dueño, ya sea persona u empresa, gozan de beneficios tributarios.

A la hora de cargar combustible y solicitar una factura, el dueño puede rendir el gasto en diésel como un costo indispensable asociado a la producción de utilidades dentro de su labor principal, al realizar su declaración mensual de impuestos, descontándose así ese monto de los tributos a pagar.

Otra ventaja es la posibilidad de comprar vehículos a diésel descontando el IVA, ya que se pueden contar como gastos de la empresa.

Si bien el costo del diésel es menor al de la gasolina, hay que tener en cuenta que los vehículos que usan este combustible suelen tener un rendimiento menor por kilómetro, además de mayores gastos de mantención, por lo que a la hora de pensar comprar uno hay que considerar si es que realmente resultará conveniente.


Si te ha gustado éste post también podrá interesarte:

¿Tienes dudas sobre el artículo? Pregunta a nuestros expertos


¿Cómo obtener tu licencia de Conducir?

Prepara tu examen teórico de Conducción Online. Practicatest dispone de todos los Exámenes de la CONASET.

Más información