¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar

¿Cómo conducir una motocicleta en condiciones climatológicas adversas?

Puntuación 4.8/5 (13 votos)
Actualizado el 17-03-2021

Si eres propietario de una motocicleta ya debes saber que la conducción se vuelve muy peligrosa ante unas condiciones climatológicas adversas. Te explicamos cuál es la forma más segura de circular con tu moto ante nieve, hielo, lluvia o fuertes vientos.

Abrir Índice



Lluvia, niebla, viento. Las condiciones climáticas inciden en cómo conducimos un vehículo, y en el caso de las motocicletas es aún más importante saber cómo maniobrarlas para evitar accidentes que podrían resultar mortales.

Si tienes una moto, es clave saber cómo conducirla en condiciones climáticas adversas. Te contamos lo que deberías saber para manejar con seguridad al enfrentarte a diferentes situaciones que podrían ser complicadas.


Cómo puedo conducir motos en climas adversos

Pavimento resbaloso por el agua, hielo, niebla que impide la visibilidad o problemas de estabilidad por fuertes vientos. El estado del clima tiene consecuencias por sobre la conducción, especialmente en lo que respecta a las motocicletas.

El buen mantenimiento de la moto, especialmente en lo que respecta a sus neumáticos y frenos, es tan importante como tener buenas habilidades de conducción, por ello el revisarlos frecuentemente es una medida que todo motociclista debe tener en cuenta.

Estudia bien el manual de tu motocicleta para conocer qué tipo de sistemas utiliza y las recomendaciones del fabricante. Es posible que en invierno sea mejor usar neumáticos especiales o una presión de aire diferente.

En clima adverso, los otros vehículos tendrán mayores dificultades a la hora de ver las motocicletas, por ello es necesario tener las luces prendidas y contar con los elementos reflectantes obligatorios en buen estado. Además, debes incorporar elementos fluorescentes por encima de tu ropa.

Las motos con sistemas de frenos ABS están mejor preparadas para enfrentarse a la lluvia, viento o hielo. Si la tuya carece de este sistema de frenado más seguro, especialmente si se trata de una motocicleta liviana o de baja potencia, lo mejor es dejarla en casa en esos días.

Para ayudarte a cuidar tu seguridad, te entregamos algunos consejos acerca de cómo conducir tu moto en condiciones climáticas complicadas.


Manejar una moto con Lluvia y niebla

En días de lluvia, es clave reducir la velocidad de circulación, especialmente cuando realizas maniobras que pueden llevarte a perder el equilibrio, ya que los neumáticos tendrán menos adherencia con el pavimento.

Ten mucho cuidado con el llamado aquaplaning, lo que incluso puede darse con lluvias leves, ya que podrías perder el control de tu moto. Por más que lo evites, es posible que otros vehículos no corran con la misma suerte, por lo que debes estar muy atento a sus movimientos.

Guarda una mayor distancia con los vehículos que se encuentran adelante tuyo y estate atento con zonas donde se acumule agua, ya que los autos podrían levantarla al pasar y mojarte.

Al entrar a curvas o viraje, intenta inclinar tu cuerpo lo menos posible. Mucho cuidado con hoyos, pavimento disparejo o adoquines, y evita pasar por sobre zonas pintadas en la pavimento.

En días de frío, lluvia o viento, es aún más importante utilizar elementos de seguridad que te protejan no solo en caso de accidente, sino que también de las inclemencias del clima. Tu casco debe tener anti-empañante, usa guantes con buena adherencia, zapatos que no resbalen y prendas impermeables que te cuiden del frío y la lluvia.

Si tu casco no logra impedir el empañamiento, abre la visera levemente para mejorar tu visibilidad y evitar accidentes.


Conducir con Viento

En caso de viento, es importante tomar bien las manillas del manubrio y mantener una posición firme y equilibrada en la motocicleta para así evitar la perdida de equilibrio. Ten especial cuidado con el lado del cuerpo que queda a contraviento, buscando compensar con el otro costado de tu cuerpo.

Baja la cabeza para evitar que el viento afecte tu vista, adoptando una posición lo más aerodinámica posible.

Al adelantar vehículos pesados, podrías verte golpeado por el viento con mayor fuerza, por lo que debes considerar este escenario antes de realizar cualquier maniobra.

Si el viento viene por detrás o adelante, el riesgo se reduce, pero igualmente debes mantener las medidas de seguridad ya que su dirección puede cambiar en cualquier momento.


Manejar con Nieve y hielo

Cuando nieva, o si se forma una capa de hielo en el pavimento, la recomendación es no utilizar la motocicleta como medio de transporte, ya que el riesgo de accidentes es alto y no solo por parte de las motos, sino que también en otros vehículos que podrían resultar en choques y atropellos graves.

Si es que igual estás conduciendo en días de nieve o con hielo, reduce significativamente la velocidad y evita cualquier maniobra brusca. Utiliza neumáticos para nieve o cadenas para mejorar la adherencia con el pavimento.

Cuando por efecto de la lluvia, nieve, viento o niebla, pierdes visibilidad, lo mejor es detenerte y esperar que las condiciones mejoren, ya que el riesgo es alto.

La conducción defensiva y precavida siempre es importante, pero aún más en el caso de los motociclistas, evitando así accidentes que podrían resultar mortales.


Si te ha gustado éste post también podrá interesarte:

¿Tienes dudas sobre el artículo? Pregunta a nuestros expertos


¿Cómo obtener tu licencia de Conducir?

Prepara tu examen teórico de Conducción Online. Practicatest dispone de todos los Exámenes de la CONASET.

Más información