¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar

Conducir con lluvia: ¿Qué precauciones debes tomar?

Puntuación 4.2/5 (21 votos)
Actualizado el 24-08-2020

La conducción con lluvia siempre es más complicada que sobre pavimento seco ya que nuestros neumáticos pueden sufrir aquaplaning y los neumáticos y frenos perder parte de su eficacia. Conoce los mejores consejos para conducir de forma segura con lluvia.

Abrir Índice

Consejos para la conducción de vehículos con lluvia y mantención de neumáticos y frenos


En días de lluvia aumenta considerablemente la cantidad de accidentes de tráfico, ya que los conductores no toman las precauciones necesarias para ajustar su forma de manejar para hacer frente al pavimento resbaladizo y la menor visibilidad.

Un conductor responsable necesita saber qué recaudos debe tomar al manejar en días de lluvia, los cuales son mayores que en momentos de buen clima, evitando así accidentes que pueden resultar graves.


Conduce con las luces encendidas

Estar atentos al camino siempre es importante, y el tener encendidas las luces del vehículo contribuye a tener una una mejor visualización de los alrededores, especialmente cuando está lloviendo.

Conduce con las luces de circulación o bajas siempre encendidas, no utilices las luces altas ya que podrías encandilar al resto de los autos. La única excepción es en caminos de una sola vía y dirección de circulación, y solo cuando es absolutamente necesario.


Reduce la velocidad de circulación

Una conducción prudente y responsable requiere respetar los límites de velocidad, pero en días de lluvia es necesario circular a una velocidad inferior a la máxima, no importa si es el camino está despejado.

¿A qué velocidad se debe conducir? No existe una respuesta única, el conductor debe evaluar qué tan rápido puede ir sin el riesgo de perder el control del vehículo, aquí bien vale el dicho de que es mejor prevenir que lamentar.


Mantén tu distancia con el resto de los autos

Siempre hay que mantener la suficiente distancia entre nuestro auto y el de adelante, para así evitar choques por alcance a la hora de frenar. Cuando llueve, esa separación entre un vehículo y otro debe ser mayor.

El pavimento mojado aumenta la distancia de frenado de los autos al doble, por lo que reduce tu velocidad si notas que no hay el suficiente espacio entre tu vehículo y el que te precede, generando así la separación necesaria.


Frena con delicadeza

El frenar de golpe puede llevarte a perder el control del vehículo, lo que es aún más peligroso cuando llueve o el pavimento está mojado.

Presiona el freno con delicadeza, bajando poco a poco la velocidad hasta que llegues a detener el auto por completo.


Conduce a la defensiva

Puedes ser un buen conductor, pero no te confíes en que el resto hará las cosas de forma correcta. La conducción defensiva es aún más importante en días de lluvia.

Tomate un tiempo extra antes de reanudar la marcha en un semáforo y reduce la velocidad aún cuando tengas la preferencia en un cruce. Si notas que otro auto se acerca demasiado, lo mejor es permitir que te adelante, ya que podrías terminar como víctima de un choque por alcance. 

Si ves que las condiciones climáticas hacen demasiado peligrosa la conducción, estaciona y espera que la lluvia ceda lo suficiente para volver a reanudar la marcha. Siempre es mejor perder un minuto en la vida que la vida en un minuto. 


Aprende qué hacer ante el aquaplaning

El aquaplaning es un fenómeno que se produce cuando el pavimento está mojado y el agua entra al neumático con una presión mayor a la habitual, generando que los surcos de estos no puedan evacuarla con éxito, perdiendo contacto con el camino.

Al perder ese roce, el auto comenzará a patinar. Si te pasa, es importante no perder la calma, tener un buen control sobre el volante con ambas manos, y no intentar frenar de golpe, sino que ir bajando la velocidad al quitar el pie del acelerador reduciéndola poco a poco.


Reemplaza las plumillas si es que están gastadas

Los limpiaparabrisas permiten que puedas ver bien el camino mientras llueve, por eso es clave que las plumillas de estos se hallen en buen estado.

Revisa las plumillas con frecuencia y reemplazarlas si estas muestran desgaste, así evitas el darte cuenta que no funcionan como deben al momento de requerir utilizarlas.


Neumáticos siempre en buen estado

Los neumáticos gastados evitan que las ruedas puedan adherirse bien al pavimento, especialmente cuando este se encuentra mojado. Lo mismo ocurre si es que tus ruedas no tienen la suficiente presión de aire.

Cambiar los neumáticos antes que estos muestren más desgaste que el recomendado, y revisar si están bien inflados con frecuencia, contribuye a prevenir accidentes en días de lluvia.


Evita que se empañen los vidrios

Cuando llueve los vidrios del auto tienden a empañarse, ya sean las ventanas laterales, parabrisas e incluso espejos.

Para evitarlo, se recomienda prender aire acondicionado a una temperatura fría. En el mercado existen productos con efecto anti-empañante que se pueden aplicar sobre los cristales.

Conducir cuando llueve puede resultar peligroso, por eso evita viajes innecesarios y sigue las precauciones que acabamos de compartir contigo.


Si te ha gustado éste post también podrá interesarte:

¿Tienes dudas sobre el artículo? Pregunta a nuestros expertos


¿Cómo obtener tu licencia de Conducir?

Prepara tu examen teórico de Conducción Online. Practicatest dispone de todos los Exámenes de la CONASET.

Más información