¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar

¿Cómo puedo financiar la compra de mi vehículo en Chile?

Puntuación 4.9/5 (17 votos)
Actualizado el 24-07-2020

Si te has planteado comprar un vehículo pero necesitas financiarlo y comprarlo a crédito, en Chile puedes encontrar diferentes alternativas para poder financiar esta adquisición. Ya sea con un crédito, o con tarjeta de crédito conoce todas las ventajas.

Abrir Índice

Alternativas de pago para financiar un automóvil en Chile con crédito o tarjeta de crédito


Comprar un automóvil supone un gasto importante de dinero, y si bien lo más conveniente y recomendable es pagarlo de una sola vez, la mayoría de las personas no tiene esa suma disponible, por lo que optan por un algún sistema de financiamiento.

En Chile existen diferentes formas de financiar la compra de un auto, ya sea a través de préstamos ya sea bancarios o por parte de otro tipo de instituciones financieras o pagando en cuotas con una tarjeta de crédito.

Si estás pensando en comprar un vehículo, te contamos qué alternativas ofrece el mercado para financiarlo y cuál es la más conveniente.


Alternativas para financiar la compra de un vehículo

Comprar un vehículo es una inversión importante y que no se puede tomar a la ligera, ya que significa un compromiso financiero grande. Si tomaste la decisión de adquirir un auto, puedes financiarlo de las siguientes formas:


Créditos automotrices

Se trata de préstamos destinados exclusivamente a la compra de vehículos y que otorgan tanto bancos como otras instituciones financieras.

Los créditos automotrices bancarios suelen ofrecer mejores condiciones que los de las financieras. Al ser préstamos con un fin específico, se aplica una prenda por sobre el auto que se adquiere y que solo se levanta una vez que la persona termina de pagarlo.

Las concesionarias suelen tener convenios con bancos y financieras, facilitando el acceder a esos préstamos, pero los términos no suelen ser los más favorables. Lo ideal es cotizar y buscar la alternativa más conveniente.

Al cotizar, hay que considerar cuánto dinero se puede pagar como pie, cantidad de cuotas que necesitamos y cuál es la tasa de intereses, así podremos saber cuánto pagaremos finalmente por ese vehículo que tanto queremos.


Créditos de consumo

Si el monto que requieres no es tan alto y puedes pagarlo en un plazo corto, está la alternativas de los créditos de consumo, préstamos que se otorgan sin un fin específico, ya sea a través de bancos u otras instituciones financieras.

Los créditos de consumo tienen intereses más altos que los automotrices, pero son más sencillos de obtener, además de no requerir el pago de un pie. Asimismo, el auto no tendrá una prenda por sobre su dominio.


Cuotas con tarjeta de crédito

La alternativa más conveniente para quienes tienen una tarjeta de crédito con límites altos. Muchos bancos ofrecen la posibilidad de pagar un automóvil en una cantidad fija de cuotas sin interés.

Hay concesionarias que también aceptan pagos en cuotas sin interés utilizando tarjetas de crédito bancarias, sin necesidad de que exista algún tipo de promoción por parte de la entidad bancarias.

La financiación con tarjeta de crédito no es para todos considerando el alto costo de un vehículo. Si tienes esa posibilidad, busca alternativas que te permitan pagar en la cantidad de cuotas que necesitas sin interés añadido, o con la tasa más baja posible.

Si pagas el automóvil con tarjeta, no habrá una prenda sobre el vehículo. Asimismo, acumularás una buena cantidad de puntos o millas a través de los programas que tienen los emisores de tarjetas o bancos.


Cotiza, analiza tus posibilidades y toma la mejor decisión financiera a la hora de comprar tu automóvil, sin el riesgo de que esa inversión termine costándote más de lo que esperabas.


Si te ha gustado éste post también podrá interesarte:

¿Tienes dudas sobre el artículo? Pregunta a nuestros expertos


¿Cómo obtener tu licencia de Conducir?

Prepara tu examen teórico de Conducción Online. Practicatest dispone de todos los Exámenes de la CONASET.

Más información