¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar

En qué consiste la Revisión Técnica para motos

Puntuación 4.7/5 (17 votos)
Actualizado el 15-02-2021

Si dispones de una motocicleta ésta también deberá superar favorablemente la revisión técnica anual de vehículos en Chile. Te explicamos en qué consiste el proceso, sus etapas, elementos a revisar y cómo obtener un informe favorable en la planta PRT.

Abrir Índice

Cómo sacar informe favorable de la revisión técnica de motocicletas y etapas a superar


Todos los años, las motocicletas que circulen por Chile deben someterse a una Revisión Técnica obligatoria, para comprobar que están en condiciones de moverse de forma segura por las calles y carreteras del país.

Si eres conductor en Chile y tienes una moto, te contamos en qué consiste esta revisión, así preparas tu vehículo para asegurarte pasar a la primera cada una de sus fases en el mes que indica el calendario que publica el Ministerio de Transportes.


Etapas Revisión Técnica para motocicletas

La Revisión Técnica para motos se compone de cuatro etapas, y en cada una de ellas se analizan diversos aspectos de la motocicleta, registrando aciertos y errores en un informe que se entrega una vez que la revisión finaliza.

Cada planta de Revisión Técnica cuenta con una serie de estaciones, cada una dedicada a una etapa en específico. Estas son:


Identificación del vehículo

Se revisan los documentos de la motocicleta, y los datos incluidos en estos. La documentación que debes portar es la siguiente:

  • Permiso de Circulación vigente.
  • Certificado de Revisión Técnica anterior. Si la moto es nueva, se te pedirá el certificado de homologación que recibiste al comprarla.
  • Certificado de revisión de gases anterior. Si no se cuenta con este documento, se necesita el Certificado de anotaciones vigentes.

Si extraviaste el certificado de Revisión Técnica o de gases, debes realizar una declaración jurada.

Los encargados de esta etapa, buscarán todo la información identificatoria de la motocicleta incluyendo patente, año de fabricación, color, características técnicas y número de motor y chasis, entre otras.


Inspección visual

Una vez que se reúne toda la información identificatoria de la moto, comienza la inspección visual en la que se revisa:

  • Placa patente: Ubicación, fijación, estado y que sus letras y números correspondan a las indicadas en la documentación de la motocicleta
  • Número de chasis y motor: Comprobar que coincidan con los datos indicados en la documentación y que estén legibles
  • Verificar el estado de la carrocería de la moto, que no existan fisuras o daños
  • Verificación del estado de los apoyapies, ya sean retráctiles o no retráctiles
  • Focos, Micas y Lentes: Verificar la existencia de estos elementos, si es que están en buen estado o presentan quebraduras, y cerciorarse de la existencia de elementos reflectantes que se ajusten a lo que exige la ley
  • Retrovisores: Presencia y estado de los espejos retrovisores tanto izquierdo como derecho
  • Asiento: Estado del asiento de la motocicleta, fijación a la carrocería y existencia de elementos rígidos para el agarre
  • Sistema de escape: Estado del múltiple de escape, existencia y estado del silenciador, búsqueda de fugas o roturas, estado de los flanches del tubo de escape
  • Ruedas y Neumáticos: Profundidad de los surcos. Búsqueda de neumáticos redibujados, con telas a la vista o deformados. Revisión de fijación de las ruedas a las horquillas. Verificación de roturas, soldaduras o deformaciones en las llantas y rayos de estas
  • Señalizadores de viraje, freno y posición: Existencia y funcionamiento de luces de viraje posteriores, luces de freno trasera y luz trasera de posición


Luces

  • Comprobar encendido de las diferentes luces de la motocicleta y que estas se mantengan prendidas al operar el vehículo.
  • Comprobación de alineación e intensidad de luces a través del Luxómetro en cada uno de los focos de la moto.


Emisiones de gases

  • Medición de la emisión de gases tanto con el motor recién encendido, como también una vez que alcanza una temperatura mayor. 
  • Búsqueda de fugas en el tubo de escape.
  • Revisión de niveles de emisión de gases a través de una sonda mientras la moto está en ralentí.


Informe de resultados

Una vez que la motocicleta se sometió a las pruebas en cada una de las estaciones, los encargados de la Revisión Técnica ingresan los resultados en un computador, indicando si la moto aprobó o no la revisión.

Hay fallos que se detectan en las primeras etapas de la revisión y que por su gravedad no permiten continuar con la misma, como por ejemplo la existencia de fugas de gases en la revisión visual, o incongruencias en la documentación. En esos casos se le reprueba de inmediato.

No todas las fallas indican reprobar la Revisión Técnica. Los defectos menores, aquellos que no comprometen el funcionamiento seguro del vehículo, serán indicados en el informe para que el propietario los tenga en cuenta.

Si se reprueba la revisión, se entregará un informe indicando tanto los defectos menores como los graves, es decir los que se deben arreglar antes volver a acudir a la planta de Revisión Técnica para así obtener el certificado que le permita circular legalmente.

Circular con la Revisión Técnica vencida es una infracción del tipo grave y que conlleva una multa de entre $50 y $75 mil pesos aproximadamente, impidiendo que la moto pueda seguir moviéndose por las vías públicas del país.

Te recomendamos hacer una mantención anual a tu moto antes de que te toque realizar la Revisión Técnica, para así detectar y reparar problemas que podrían hacerte reprobar, perdiendo tanto tiempo como dinero.


Si te ha gustado éste post también podrá interesarte:

¿Tienes dudas sobre el artículo? Pregunta a nuestros expertos


¿Cómo obtener tu licencia de Conducir?

Prepara tu examen teórico de Conducción Online. Practicatest dispone de todos los Exámenes de la CONASET.

Más información