Estas en la web de Practicatest Chile. Ir a Practicatest España Ir a Practicatest Costa Rica Cerrar

Consejos para pasar la revisión técnica al primer intento

Puntuación 4.4/5 (519 votos)
Actualizado el 07-12-2019

Si quieres superar con éxito tu primera revisión vehicular deberás poner especial atención en el estado de los frenos, los neumáticos y también en los gases contaminantes que tu vehículo emite. Sigue leyendo para saber cómo poner tu vehículo a punto.

Abrir Índice

Pasar la revisión técnica vehicular a la primera y documentos a llevar a la planta


Cualquier vehículo que circule por las calles y autopistas chilenas, debe tener su revisión técnica al día, un trámite en el cual se revisan diferentes aspectos de automóviles, buses, camiones y motocicletas, de manera de determinar que están en condiciones para funcionar adecuadamente.

No basta con ir a sacar la revisión técnica, ya que un porcentaje no menor de vehículos resultan rechazados, con las molestias que ello implica. Si quieres pasar la revisión técnica al primer intento, sigue nuestros consejos y revisa los aspectos que aquí te presentamos.


¿Cómo pasar la revisión técnica a la primera?

Filas interminables, carreras contra el tiempo y, multas nada económicas por tener la revisión técnica vencida. Para evitar el tener que hacer este trámite más, te contamos cómo prepararte y, qué cosas debes evaluar.


¿Qué documentos necesito para pasar la revisión técnica al primer intento? 

Un aspecto que parece menor, pero necesario para siquiera comenzar la revisión técnica, es la presentación de ciertos documentos y, el no tener alguno de ellos, significa un rechazo automático. Estos son:

  • Certificado de revisión técnica y de gases anterior.
  • Certificado de registro y homologación en el caso de vehículos nuevos.
  • Permiso de circulación. 
  • Si bien no es obligatorio presentar el padrón, es mejor tenerlo a mano.


Si perdiste el documento que acredita que el vehículo aprobó su última revisión técnica, no estás perdido. En ese caso debes llevar el Certificado de Identificación y Anotaciones Vigentes, el cual se saca en el Registro Civil y, en la misma planta, firmar una declaración jurada que indica que extraviaste el documento.


¿Tengo la revisión técnica al día? 

Si compraste un auto usado y, no sabes si este efectivamente tiene la revisión técnica al día, puedes consultar su estado en un sitio dedicado a ello, utilizando la información de la placa patente del vehículo.


Elementos externos que se examinan en la Revisión Técnica de Vehículos Automotrices


Los Elementos externos

Una de las primeras cosas a examinar en la Revisión técnica, es el aspecto exterior del vehículo, algo que puedes comprobar con anterioridad. Para ello, debes responderte:

  • ¿El vehículo muestra daños o golpes que puedan comprometer su funcionamiento?
  • ¿Hay abolladuras en las puertas?
  • ¿Algún vidrio está trizado? Esto incluye parabrisas, trasero, ventanas y laterales. 
  • ¿Los espejos retrovisores están en buen estado?
  • ¿Las placas patentes están ubicadas en los lugares correctos y, no presentan daños mayores que compliquen su legibilidad?
  • ¿Los parachoques están bien sujetos y no presentan averías que les impidan funcionar como debieran?
  • ¿Las micas de focos o luces son los correctos y no presentan ninguna avería?
  • ¿Las plumillas del limpia parabrisas están gastadas?


Un tema que complica a muchos, son las láminas de seguridad con algún nivel de entintado, lo que legalmente solo está permitido si es que el vehículo las traía instaladas de fábrica, por lo que pueden ser causal de rechazo, aunque todo depende del examinador.


Elementos internos de la cabina del vehículo

No solo se revisa la zona externa del vehículo, sino que también la interna incluyendo la cabina. Las preguntas que debes hacerte son:

  • ¿Las puertas abren y cierran sin dificultad?
  • ¿Los cinturones de seguridad funcionan bien y, ninguna de sus partes presenta fallas?
  • ¿Las luces prenden utilizando los elementos para ellos? Si la respuesta es no, revisa si las ampolletas y fusibles no estén gastados o dañados
  • ¿Los asientos están bien ubicados y no presentan daños que compliquen su uso?
  • ¿Los limpia parabrisas se activan correctamente y tienen un buen nivel de líquido?
  • ¿La bocina funciona bien?
  • ¿El velocímetro y otros instrumentos del panel están en buen funcionamiento y no presentan daños?
  • ¿Las ventanas suben y bajan sin problemas?
  • ¿Los elementos de ventilación están en buen estado?


Los Neumáticos

El examinador de la planta de revisión técnica, evaluará el estado de los neumáticos y llantas del vehículo, concentrándose en los siguientes aspectos:

  • Estado y presión de inflado.
  • Pernos de sujeción.
  • Gastado de los dibujos del neumático.
  • Fisuras o daños externos en todas las partes de las ruedas del vehículo.

Si crees que a los neumáticos de tu vehículo no les queda mucha vida, cámbialos antes de ir a la revisión técnica y, no arriesgues que te rechacen por su estado.


Cómo examinar el correcto estado y funcionamiento de neumáticos y frenos en la revisión


Los Frenos

Los frenos son uno de los elementos claves de un vehículo y, estos son sometidos a pruebas en la revisión técnica en todos sus tipos. Se evalúa:

  • Funcionamiento.
  • No estén demasiado largos o cortos.
  • Líquido de frenos a nivel correcto.
  • Discos y pastillas de freno en buen estado y no demasiado gastados.
  • Estado del freno de mano.


Mediciones con instrumentos

En la revisión técnica, se utilizan elementos externos para revisar ciertos aspectos del funcionamiento y estado del vehículo. Conoce cuáles son y, evalúalos antes de acudir a sacarla:

  • Alineación del vehículo.
  • Suspensión del vehículo.
  • Pruebas de frenado.
  • Medición de emisiones de gases contaminantes y sistema del tubo de escape.
  • Sistema de transmisión.
  • Consumo correcto de gasolina.
  • Fugas y niveles de los diferentes tipos de líquidos utilizados en los vehículos.


Ser proactivo es lo más importante a la hora de aprobar la revisión técnica en el primer intento, por ende se recomienda que revises los aspectos que recién te señalamos y que, en caso de dudas, consultes con expertos, así te libras del tener que realizar reparaciones tras ser rechazado y, no acudir dos veces a la planta revisora.

Recuerda que, varias plantas de revisión técnica a lo largo del país, permiten pedir hora y así librarte de las filas y salir rápidamente del trámite. 

En vez de esperar a fin de mes, cuando estos turnos están agotados, pídelos con tiempo y no te arriesgues a quedar rezagado y expuesto a una multa.


Si te ha gustado éste post también podrá interesarte: