¿De qué país quieres obtener tu licencia?

Cómo es la revisión técnica para furgones escolares

Puntuación 4.8/5 (17 votos)
Actualizado el 28-03-2023

¿Te preguntas si la revisión técnica para furgones escolares es igual a la de autos? Sigue leyendo para salir de dudas. Te explicamos qué es lo que se revisa, cada cuánto tiempo pasarla, en qué consiste y documentos que deberás aportar el día de la cita.

Abrir Índice

Qué documentos se deben presentar en la revisión de furgón


Al igual que todos los vehículos que circulan en Chile, los furgones de transporte escolar también deben someterse a la Revisión Técnica, un trámite algo engorroso y que se hace en plantas diferentes a las de los vehículos particulares

En el caso de los furgones escolares, la revisión es diferente a la de los autos. Primero que nada corresponde realizarla dos veces por años, y este tramite se realiza en plantas especialmente destinadas para ello, ya que se requiere equipamiento especial.


Revisión Técnica para furgones escolares

Las Revisiones Técnicas de los furgones escolares se realizan en plantas tipo A2 ubicadas en la misma región donde están inscritas en el Registro Nacional de Servicios de Transporte Público de Pasajeros. No todas las plantas ofrecen ese servicio, por lo que antes de acudir hay que asegurarse de que lo hagan.

Los furgones escolares tienen un calendario diferente al resto de los vehículos, y la revisión técnica para estos se hace durante cuatro meses al año, dividiéndose en dos grupos según si el último número de su patente es par o impar.


El calendario 2023 es es:

  • Pares (2, 4, 6, 8 y 0): Febrero y Julio
  • Impares (1, 3, 5, 7 y 9): Marzo y Agosto


Documentación

Antes de hacer la Revisión Técnica, los dueños de los furgones escolares deben asegurarse de contar y llevar a la planta tipo A2 los siguientes documentos:

  • Permiso de Circulación.
  • Certificado de revisión técnica y de gases anterior. Si se trata de un vehículo nuevo llevar el certificado de homologación.
  • Certificado de Anotaciones Vigentes (se puede obtener en el Registro Civil) si es que no se tiene el certificado de emisión de gases. Si por alguna razón no se tiene el certificado de revisión técnica anterior, el dueño puede entregar una declaración jurada simple que indique que si realizó la última revisión técnica
  • Certificado de inscripción en el Registro Nacional de Servicios de Transporte de Escolares


Proceso de Revisión Técnica

La revisión técnica para furgones escolares se compone de varias etapas o estaciones, estas son:

Identificación

Los encargados revisarán todo la documentación obligatoria, además de asegurarse que corresponda al vehículo. Esto puede incluir consultas online a bases de datos.


Inspección visual

En la inspección visual, se revisan los siguientes aspectos:

  • Placa patente: Esta debe corresponder al vehículo, encontrarse instalada en el lugar correcto y no tener un nivel de deterioro que la haga ilegible
  • Existencia de la palabra escolares grabada en las zonas obligatorias. Lo mismo para las luces reflectantes, letrero en el techo y luz destellantes que se activa al detenerse
  • Comprobar que el VIN o número de motor sean iguales a los indicados en la documentación
  • Inspección de la carrocería en busca de oxido, fisuras y problemas en las bisagras, entre otros
  • Verificar que el parachoques cumpla con todos los requerimientos legales, además de estar en buenas condiciones
  • Verificación de apertura y cierre de puertas y capot
  • Revisión de estado de vidrios y parabrisas, además de adhesivos y láminas que pueden ir adheridos a ellos, y la presencia de entintado
  • Presencia de espejos reglamentarios
  • Revisión de asientos y que estos se hallen instalados correctamente. Lo mismo con los cinturones de seguridad
  • Estado de ruedas y neumáticos
  • Estado de los limpiaparabrisas
  • Existencia de las diferentes luces obligatorias y su funcionamiento
  • Verificar que la pintura de aquellos furgones con un peso inferior a los 3.860 kilos sea amarilla. Los más pesados pueden ser amarillos o blancos
  • Revisión de cantidad de asientos y si estos se hallan en las zonas permitidas. La capacidad indicada en su interior debe corresponder con esta. El ancho de un asiento no debe ser inferior a los 30 centímetros, y la altura de su respaldo debe ser igual o mayor de los 35 centímetros. Además debe existir una distancia de al menos 53 centímetros entre el respaldo del asiento y el respaldo del que le antecede


Luces

Mediante el uso de un alineador de luces y instrumento conocido como luxómetro, se mide el encendido y capacidad lumínica, tanto en potencia como en extensión y ubicación, de todas las luces obligatorias del vehículo, ya sea con el motor encendido como apagado


Alineación

Mediante el uso de un Medidor de alineación al paso, se revisa que los neumáticos estén correctamente alineados, simulando una serie de situaciones


Frenos

Utilizando un frenómetro, se simulan diferentes situaciones de frenado, midiendo no solo su rendimiento sino que también el largo de los frenos, su nivel de desgaste, funcionamiento del pedal de freno y freno de mano, etc


Detección de holguras y otros

En esta etapa, y mediante el uso de un Detector de holguras y tornamesa, se revisa:

  • Condición del sistema de escape del furgón escolar
  • Ductos del sistema de frenos
  • Amortiguadores
  • Barras de torsión y estabilizadoras
  • Bujes de bandeja
  • Caja de dirección
  • Motor
  • Transmisión
  • Estanque de combustible
  • Sistema de refrigeración


Sistema de suspensión

Ahora, se pasa a revisar de manera automática el sistema de suspensión del vehículo rueda por rueda, sometiéndolo a diferentes pruebas


Emisión de gases

Se mide la cantidad de gases contaminantes que expulsa el sistema de escape del furgón escolar, ello en diferentes condiciones. En la Región Metropolitana, la cantidad de emisión de gases permitida es menor que en el resto del país

También se buscan fugas en el sistema de escape y sus elementos.


Opacidad

Mediante un Opacímetro de flujo parcial, se vuelven a medir las emisiones con el vehículo en estado de aceleración, mediante varios ciclos.

De forma automática, el sistema computaciones de la planta de revisión técnica, alimentado por los resultados de cada una de las estaciones, determinará si el vehículo pasó o no la revisión técnica.

En caso de aprobar, se entregará un certificado válido hasta la próxima revisión técnica y que contiene todos los datos del vehículo.

Si el furgón sale rechazado, la persona recibirá un informe con las fallas a subsanar. El propietario tendrá un plazo máximo para poder arreglar los problemas y volver a someter el vehículo a revisión técnica sin tener que volver a pagar. Durante ese periodo, se considerará que tiene la revisión técnica vigente en caso de ser fiscalizado.


Si te ha gustado éste post también podrá interesarte:

¿Tienes dudas sobre el artículo? Pregunta a nuestros expertos


¿Cómo obtener tu licencia de Conducir?

Prepara tu examen teórico de Conducción Online. Practicatest dispone de todos los Exámenes de la CONASET.

Más información

¿Cómo homologar una licencia de conducir?

Cómo homologar una licencia de conducir extranjera en Chile

Más información