¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar

¿Puedo manejar si estoy embarazada? Consejos y recomendaciones

Puntuación 4.5/5 (16 votos)
Actualizado el 07-07-2020

Estar embarazada no significa que no se te permita manejar un vehículo. Siguiendo unas sencillas recomendaciones podrás manejar hasta el último trimestre. Conoce también cómo actuar en caso de accidente para mantener la seguridad del bebé y la mamá.

Abrir Índice



El embarazo no es una enfermedad, pero se trata de un periodo en que el cuerpo de la mujer experimenta una serie de cambios mientras lleva en su interior a un bebé en desarrollo, lo que implica tomar un conjunto de precauciones para evitar complicaciones.

Muchas madres se preguntan si es seguro conducir mientras están embarazadas. En la mayoría de los casos la respuesta es sí pero con una serie de cuidados, además de la necesidad de abstenerse de la conducción cuando se presentan ciertos síntomas.


¿Puedo manejar si estoy embarazada?

Las embarazadas pueden llevar una vida normal con algunas excepciones, pero eso no quita que existan miedos y aprensiones ante actividades de la vida diaria, como por ejemplo manejar un vehículo.

Cada embarazo es diferente y el obstetra será la persona mejor calificada para indicarle a cada mujer qué cuidados debe tener y las restricciones para diferentes actividades, pero en general y en ausencia de problemas como fatiga y nauseas, no deberían existir mayores restricciones para conducir.

Una mujer embarazada puede seguir conduciendo mientras se sienta capaz y tranquila para hacerlo de manera segura, tomando precauciones y utilizando siempre el cinturón de seguridad.

Viajes largos podrían resultar complicados para mujeres en etapas avanzadas del embarazo, lo mismo si es que se siente cansada, presenta muchas nauseas, mareos o le cuesta concentrarse, ya que esto incidirá directamente en su capacidad de conducir con seguridad y comodidad.

La embarazada, en conjunto con su médico de cabecera, irán evaluando mes a mes si es que pueden seguir conduciendo y qué precauciones extras deben tomar para cuidar tanto su salud como también la del bebé que está por nacer.


Embarazadas al volante: Consejos y recomendaciones

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer cambia, por ende hay que ajustar tanto las medidas de seguridad como también la manera en que sienta en el auto. Les entregamos algunos consejos y recomendaciones útiles:


Usar siempre el cinturón de seguridad

Existe el mito de que el cinturón de seguridad, tal se usa normalmente, es peligroso para las embarazadas. Se trata de una creencia falsa.

El cinturón debe pasar por sobre el hombro, clavícula e ir atravesando el pecho en diagonal entre ambos senos. La banda inferior debe lo más alejada posible del abdomen, pero no sobre las caderas.


Ajustar la posición del asiento y el volante

A medida que avanza el embarazo, hay que ir ajustando tanto la posición del asiento como el volante para que queden cómodos y seguros.

El asiento debe ir moviéndose hacía atrás a medida que aumenta el tamaño del vientre para evitar que quede demasiado cerca del volante. Es importante que el respaldo esté recto, dando mejor soporte a la espalda.

 Si tu auto tiene un volante ajustable, muévelo siempre hacia la zona del pecho y no hacia al abdomen.


El airbag protege

Otro mito común, es el que indica que los airbag son peligrosos para las embarazadas. Este elemento de seguridad protegerá tanto a la madre como al bebé en caso de accidentes, por lo que no hay que desactivarlos.


Cuidado con los viajes largos

El estar sentadas por un periodo largo no está aconsejado para las embarazadas, por eso es necesario realizar paradas para estirar las piernas y evitar problemas. De ser necesario, lo ideal es evitar viajes largos.


Hidratarse

El llevar una botella de agua y un par de snacks en el auto es importante, ya que el cuerpo necesita mantenerse bien hidratado. Lo mismo se aplica a la alimentación, ya que el consumir snacks saludables ayuda a evitar mareos, nauseas y cansancio.

Ten siempre contigo bebidas hidratantes y evita el café o líquidos con gas.


No conduzcas si no te sientes segura

Cada mujer conoce su cuerpo y mente, por lo que si no se siente confiada a la hora de manejar lo mejor es que no lo haga, ya que la ansiedad o miedos pueden jugarle en contra. En estos casos, lo mejor es pedirle ayuda a una persona cercana o utilizar taxis o transporte público.


Escucha a los profesionales

Los médicos y matronas son personas altamente calificadas para guiarte durante el embarazo, y si ellos consideran que conducir no es lo mejor para ti en este momento, hazles caso.

El embarazo trae grandes cambios al cuerpo, además de una serie de miedos y ansiedades, por lo que escuchar a los profesionales es más importante que nunca.


Accidentes

Si sufres algún accidente de tránsito estando embarazada, no importa lo pequeño que sea, siempre debes acudir a un centro de salud para que te realicen un chequeo para descartar cualquier tipo de problemas.

Si acude una ambulancia al sitio del accidente, indícales inmediatamente que estás embarazada y los datos de contacto de los profesionales de salud que te atienden regularmente.

Cuida tu cuerpo, mente y a ese pequeño que pronto vas a conocer, viviendo tu embarazo de la manera más segura y agradable posible, ojalá sin perturbar aquellas actividades que disfrutas y podrás seguir haciendo, pero de forma diferente.


Si te ha gustado éste post también podrá interesarte:

Preguntas de nuestros lectores


¿Tienes dudas sobre el artículo? Pregunta a nuestros expertos


¿Cómo obtener tu licencia de Conducir?

Prepara tu examen teórico de Conducción Online. Practicatest dispone de todos los Exámenes de la CONASET.

Más información