Vehículos usados ¿Cuándo es conveniente comprar uno?

Puntuación 4.8/5 (12 votos)
Actualizado el 02-01-2024

¿Pensando en comprar un auto usado? Descubre las mejores estrategias para adquirir un coche de segunda mano, asegurando la mejor relación calidad-precio. Desde analizar el kilometraje hasta entender la historia de mantenimiento, haz una compra segura.

Abrir Índice

Cómo saber si la compra de un auto usado es o no conveniente


En nuestro país, la venta de vehículos usados supera ampliamente la de nuevos, existiendo un amplío mercado para los que buscan un automóvil confiable, sin tener que pagar el recargo que significa el adquirir un cero kilómetros.

Pero comprar un auto usado no es tan sencillo como en el caso de los vehículos nuevos, ya que aquí no hay garantías y está en manos del cliente asegurarse que está haciendo un buen negocio.

Si estás pensando en comprar un automóvil que ya tuvo dueño, te contamos cuándo te conviene hacerlo.


Tipos de autos usados

Si bien no existen clasificaciones oficiales para los automóviles usados o de segunda mano, el mercado tiende a separarlos en dos categorías: Los semi nuevos, aquellos que solo tienen unos pocos años de uso, y los propiamente usados, es decir los que fueron utilizados por más de 3 años o poseen un kilometraje más amplio. 

El consejo general, es no comprar autos cuya antigüedad supere los 10, o como máximo 15 años si tienen un kilometraje bajo.

Lo ideal es que el límite de kilometraje no esté por sobre los 200 mil kilómetros para un vehículo cercano a los 10 años.

Si un auto de 5 años tiene un nivel de kilometraje alto, tendrá un desgaste excesivo que quizá será mejor evitar.


Semi nuevos

La categoría semi nuevos, que se venden normalmente en las automotoras, suele incluir a vehículos que tienen alrededor de 3 años de uso.

Ese es el tiempo que las personas que compra vehículos nuevos tienden a cambiar su auto actual por uno nuevo, y que también corresponde a la garantía que suele entregar el fabricante, por lo que si hubo fallas en ese periodo, fueron reparadas por un concesionario autorizado con piezas originales, lo que entrega más tranquilidad.

Los semi nuevos tienen menos desgaste y aún no requieren cambios de piezas importantes, lo que evitará tener que invertir dinero en reparaciones grandes en un futuro cercano, pero eso no es una garantía, ya que igualmente pueden fallar en cualquier minuto.

También puedes comprar semi nuevos directamente a su dueño, ello mediante avisos en portales dedicados a la venta de autos.

Allí tienes el riesgo de estar tratando con personas desconocidas. Más adelante te explicamos como minimizarlos.

Por más que un vehículo tenga pocos años de uso, eso no significa que no se utilizó de manera intensiva, por lo que también hay que fijarse en el kilometraje, esto es especialmente importante en vehículos que se utilizan en caminos complicados, como pueden ser las camionetas o SUV de alta capacidad.

No está de más decir que, por más que tengan pocos años de uso, antes de comprar el vehículo este debe someterse a una revisión por parte de un mecánico de tu confianza.

Además te recomendamos negociar extras en el caso de que compres a una automotora, como por ejemplo garantías para ciertas partes, o cambios de aceite gratis, entre otros.


Vehículos usados con varios años encima

Ya están fuera de la categoría de los semi nuevos, los vehículos usados vienen acompañados de todo el desgaste propio de un automóvil que lleva un tiempo circulando, y cuyas piezas ya están por alcanzar su vida útil, o ya requirieron un cambio y no se utilizaron repuestos originales.

El comprar un auto usado, especialmente si este tiene más de cinco años de uso es una especie de lotería, ya que pasada esa cantidad de tiempo se empieza a notar el desgaste.

Por eso siempre es bueno preferir vehículos que hayan pasado por todas sus mantenciones anuales, y tengan los documentos para demostrarlo.

Un buen mecánico de confianza, sabrá revisar bien el auto para notar fallas que quizá hasta el automovilista más avezado no note, analizando cada aspecto del vehículo para ver posibles alteraciones, si es que está cerca de sufrir fallos o si el nivel de desgaste hace que no valga la pena comprarlo.

El mecánico también sabrá revisar si el kilometraje está adulterado, dato que también puedes obtener revisando informes comerciales.


Cosas a considerar para saber si vale la pena comprar un auto usado

Si encontraste un auto usado que te gusta y se ajusta a tu presupuesto, y además tiene el OK por parte de tu mecánico, eso no significa que estés listo para comprarlo, ya que tienes que revisar otros aspectos, tanto del auto, como también de lo que buscas de este.


¿Cuánto tiempo piensas tener el auto?

No es lo mismo comprar un auto que tiene 3 años y que cambiarás en igual periodo, ya que este mantendrá un buen valor de reventa, por lo que podría valer la pena gastar un poco más que uno más antiguo, que pretendes conservar hasta que te des cuenta que es necesario cambiarlo.

Muchas veces tus necesidades van cambiando. Si eres joven, pero piensas empezar una familia en pocos años, quizá te convenga comprar un auto pequeño con 10 años encima, ya que pronto lo cambiarás por uno más grande, por lo que lo tendrás poco tiempo, y ese dinero que te ahorres lo usarás para adquirir tu próximo vehículo.

Lo mismo aplica si es que no será tu automóvil principal.


¿Qué uso quieres darle?

No es lo mismo comprar un auto usado al que le darás un uso intensivo y exigente, a otro que utilizarás para moverte en la ciudad para tus asuntos del día a día.

Un uso normal llevará a menos desgaste, por lo que puedes optar por un vehículo con una mayor cantidad de años encima, mientras que si lo que buscas es un todo terreno, su edad importa y mucho.


Presupuesto para reparaciones

Por más que el auto que te interesa haya pasado la revisión mecánica, si es que se trata de un vehículo con más diez años encima, lo más probable es que en un futuro cercano se vengan reparaciones costosas, ya que varias de sus piezas cumplirán su vida útil.

Jugárselas por comprar un auto con una antigüedad mayor puede significar menor gasto al adquirirlo, pero también obliga a tener un presupuesto para reparaciones que pueden ser mayores.

En el caso de autos más nuevos, como por ejemplo uno de 5 ó 7 años, las piezas originales aún tienen un tiempo de vida útil mayor.


Marcas

La reputación de una marca habla por si sola, hay fabricantes que nos entregan un alto nivel de confianza acerca de la calidad de sus vehículos, mientras que otras son menos conocidas, o por el poco tiempo que llevan en el mercado, no sabemos cómo van a envejecer.

Si vas a comprar un auto usado con una buena cantidad de años encima, es mejor optar por marcas conocidas, con buenas reputación y presencia en el país.


Seguros para el año y modelo

Las compañías aseguradoras tienen limites acerca de la edad de los autos que aseguran, y pasada cierta cantidad de años, ofrecen solo pólizas de responsabilidad civil, por lo que tu inversión podría quedar desprotegida.

Antes de comprar, averigua si alguna compañía de seguros ofrece póliza para la marca, modelo y año que te interesa, y cuál es el precio de la misma. 

Otro punto importante sobre el modelo, es saber si está entre los más robados, ya que no solo hay mayor riesgo de que seas víctima de un delito, sino que las aseguradoras les suelen negar cobertura.


Cantidad de dueños y papeles en orden

No es lo mismo comprar un auto que tuvo un solo dueño, que adquirir un vehículo que ya pasó por dos o más personas.

Para saber cuántos propietarios tuvo un automóvil, puedes sacar el Certificado de Anotaciones Vigentes en el Registro Civil.

También es importante revisar el resto de su documentación, además de cerciorarse que no tenga ninguna prenda encima. 

Asegúrate que quien te vende el vehículo sea tu dueño o cuente con el poder notarial del mismo, y que los documentos que se te muestren sean recientes, es más, el vendedor puede sacarlos en frente tuyo vía Internet a través del sitio del Registro Vivil. 

También te recomendamos chequear si es que hay multas impagas asociadas al vehículo

Revisa que tanto el VIN como el número de motor sean los mismos que se indican que los papeles, en nuestro artículo te contamos cómo revisarlo, lo mismo en lo que respecta a la placa patente.


¿Vale la pena comprar un auto chocado?

Pueden tener menos años de uso y un precio atractivo, pero ¿Vale la pena adquirir un vehículo chocado y que posteriormente fue reparado?

Si quieres un auto confiable, la respuesta es no, ya que quienes se dedican a este rubro suelen reparar lo justo y necesario, por lo que el vehículo pierde parte importante de sus funciones de seguridad, y probablemente mostrará otro tipo de daños rápidamente. 

Revisa nuestra guía para averiguar si un auto fue chocado.


Concretando la compra de un auto usado

Hay dos formas de comprar un auto usado o semi nuevos: En una automotora o tratando directamente con el dueño.

La automotora nos da la seguridad de que estamos tratando con una empresa, eso no quita la posibilidad de una estafa, pero sí la de reunirnos con alguien cuyos datos no obtuvimos por Internet.

Si encontraste un auto usado en algún sitio dedicado a la venta de vehículos usados y quieres revisarlo, te recomendamos utilizar los servicios de empresas que arriendan un lugar seguro para que tanto comprador como vendedor se reúnan, hagan las revisiones respectivas y negocien un trato.

La compra y venta siempre debe hacerse ya sea en una notaria o en el Registro Civil.

En el caso de las automotoras la notaría es una buena opción, pero cuando se trata de un acuerdo entre terceros, siempre se recomienda hacerlo en el Registro Civil, es un trámite sencillo, corto y barato.

No aceptes otro tipo de transacción y traspaso, ya que podrías ser víctima de una estafa y estar comprando un auto robado.


¿Qué hacer apenas compres un auto usado?

Por más que el auto usado que acabas de adquirir haya pasado la revisión de un mecánico de tu confianza, y sobre todo si no es del segmento de los semi nuevos, la recomendación es someterlo a una mantención general, así te evitas sorpresas desagradables que podrían aparecer y queda en condiciones óptimas para funcionar.

En general, se recomienda comprar un auto usado que no supere los diez años de uso si es que quieres tenerlo por un periodo de al menos cinco años, quince si es que tiene poco kilometraje y no vas a darle demasiado uso.

Un vehículo más viejo no vale la pena, ya que requerirá reparaciones constantes, y su nivel de desgaste también lo hará más inseguro.


Si te ha gustado éste post también podrá interesarte:

¿Tienes dudas sobre el artículo? Pregunta a nuestros expertos


¿Cómo obtener tu licencia de Conducir?

Prepara tu examen teórico de Conducción Online. Practicatest dispone de todos los Exámenes de la CONASET.

Más información

¿Cómo homologar una licencia de conducir?

Cómo homologar una licencia de conducir extranjera en Chile

Más información